jueves, abril 19, 2007

¡NECESITAMOS SOÑADORES!

A partir del día de ayer los Kaboones nos presentamos en un evento en la UDLA, en la colonia Roma. Nos ha sorprendido el interés de los chavos por el mundo de la fantasía, y eso nos da mucho gusto porque aún conservan a su niño interior. Muchos de ellos son estudiantes de la carrera de Psicología y Ciencias de la Comunicación; pero los primero pensaban (algunos) que no debían estar ahí porque nuestro medio era más a fin con Diseño, o CC pero, como les comentamos, desde pequeños la fantasía siempre nos ha acompañado y no está peleada con las edades, ni las clases sociales, ni las carreras profesionales, ¡al contrario!, si toda la gente involucrara la fantasía en sus vidas, "otro gallo nos cantara".
Ojalá la gente se diera cuenta que la fantasía, aun cuando nos alegra el corazón, nos alimenta el espíritu y no nos permite dejar de ser soñadores, nos puede hacer grandes revolucionarios en este mundo:

Walt Disney; Julio Verne...



... Guillermo González Camarena; Mahatma Gandhi...


...Albert Einstein; Marco Polo...


¿Quién se quiere sumar a la lista?


5 comentarios:

DrAkMa dijo...

Hola SusY, vientos!! oye y hay soñadores que se niegan serlo por una pose o apariencia frente a la sociedad, que mala onda por que si no fuera así como bien tu dices: "otro gallo nos cantara"

¡¡Y claro que me sumo a los Soñadores!!

Antonio Torres dijo...

el morafocka por supuesto que se suma a la lista.......si soy un soñador empedernido, que no es lo mismo que un empedernido soñando, un saludo y ojala haya mas soñadores y menos engendros del mal!!!!!

Mariana Moreno dijo...

Y soñadoras Chucha???? :p

Susy Romero dijo...

Hola Sael y Toños:

Pues bienvenidos al mundo de los "loosers"y a toda honra, porque los que han dejado una gran huella positiva en este mundo, han sido personas que se han encontrado con miles de obstáculos pero que no pierden la meta ni la visión de su dirección.
Y como dices Toño, esperemos que haya más soñadores.

Susy Romero dijo...

También, Bombi, soñadores encierra ambos sexos, pero esperemos que haya más soñadoras y menos materialismo.